El golpe de calor, la amenaza del verano
02 May

El golpe de calor, la amenaza del verano

El clima caluroso de algunos lugares puede ser muy perjudicial para nuestras queridas mascotas. Los perros no están acostumbrados a pasar tanto calor como los humanos y no son tan eficientes a la hora de liberarlo. Además, debido a esto, conservan el calor más fácilmente, por eso es muy importante que trates de evitar su sobrecalentamiento.

Existen unas características en los perros que pueden hacer que sean más propensos a los golpes de calor. Aquellos de más edad, los que tienen sobrepeso o sufren de cardiopatías son más propensos a sufrir un golpe de calor. Si tu mascota tiene el hocico corto (como los pugs o los bulldogs) le resultará más difícil jadear para liberar su calor corporal, por lo que tendrá un riesgo mayor. Existen razas que llevan muy mal el calor (bulldog, bóxer, san bernardo, pug, shih tzu…), si la tuya está dentro de alguna de estas, es recomendable que evites tenerlas en zonas de temperatura extremadamente calurosa.

Un golpe de calor en un perro puede ser muy intenso y peligroso. Sigue estas instrucciones y reducirás el riesgo de que tu perro pueda sufrirlo:

  • Nunca dejes a tu perro solo dentro del coche.
  • Cepilla a menudo su pelo y si es necesario córtaselo.
  • Tenlo dentro de casa en los días más calurosos.
  • Déjale a mano agua y una sombra donde refugiarse del calor.
  • Deja que se moje en playas, lagos, ríos o piscinas (siempre vigilándolo).
  • Permite que descanse si ha hecho esfuerzo físico.

Es importante conocer los síntomas que puede padecer tu perro al sufrir un golpe de calor. Si los conoces, podrás reconocerlo al momento y acudir rápidamente al veterinario.

Dependiendo de la gravedad del golpe de calor tu perro puede tener diferentes síntomas. El factor más importante que debes tener en cuenta es su temperatura, pero existen otros de gran importancia. Si descubres que tu perro está sufriendo un golpe de calor cuando todavía está dentro de los síntomas iniciales, podrás prevenir daños importantes que afecten a sus órganos. Ten en cuenta estos síntomas preliminares para reconocer si tu mascota está en el inicio del golpe de calor:

  • Jadeo intenso o ruidoso
  • Sed excesiva
  • Vómitos
  • Lengua de color rojo brillante y encías con un tono pálido
  • Saliva abundante
  • Ritmo cardíaco elevado
  • Si pellizcas la piel de su hocico tarda más en recuperarse

Estos son los primeros síntomas que tu perro puede sufrir, pero si el golpe de calor es más intenso sus síntomas empeorarán, toma nota:

  • Grandes dificultades para respirar
  • Las encías dejan de estar pálidas y adquieren un color rojo brillante y luego azul o morado
  • Está débil y no realiza apenas movimientos
  • Se siente desorientado
  • Entra en colapso o en coma

Si percibes  que tu perro está sufriendo un golpe de calor, ya sea inicial o más grave, llévalo cuanto antes al veterinario. Allí podrán solucionarlo rápidamente y tu perro tendrá el trato adecuado dependiendo de la gravedad del asunto. Existen una serie de medidas que puedes tomar si no puedes llevarlo directamente al veterinario. Toma nota de estos consejos y estate siempre preparado para reaccionar lo más rápido posible:

  • Apártalo del calor. Llévalo a una zona sombreada o con aire acondicionado.
  • Dale agua fresca. Si no parece interesado en beber agua prueba a darle caldo de carne o de pollo, pero ¡no le obligues a beber!
  • Refréscalo. Moja a tu perro con un poco de agua no demasiado fría.
  • Ponle alcohol en las patas. Por esta zona liberan el calor, y el alcohol le ayudará a sacarlo más rápidamente
  • Mójalo con toallas frescas. Pero no lo cubras totalmente, ya que atrapará el calor corporal.

Comments are closed.